Fuente: http://goo.gl/VV8ujP  Publicado 

La sociedad y las empresas están experimentando una gran transformación por el impacto de Internet, las nuevas tecnologías, la movilidad y las redes sociales que, si bien empezó de una manera sigilosa, ahora está transformando rápidamente sectores y modelos de negocio. 

Sólo sobrevivirán las empresas que se adapten y se transformen porque, con total seguridad, en este nuevo entorno aparecerán nuevos competidores que modificaran las reglas del juego de los mercados actuales.

Ya ha sucedido en los mercados de la música, del cine y de los contenidos, de los medios de comunicación escritos, de los libros, las agencias de viajes, de la publicidad,  del ocio, de la distribución, de la educación, de la salud, …Y continuará ocurriendo. 

En esta nueva situación, es tan clave la definición de una estrategia digital para la empresa como la identificación de la transformación de las funciones claves en las áreas de la empresa como marketing, comunicación, producto, ventas, I+D, RRHH, IT…

Las empresas deben atraer nuevo talento o bien formar a sus profesionales en las nuevas competencias necesarias de la economía digital. 

Pero en realidad existe un gran desconocimiento por parte de las empresas de qué posiciones digitales son necesarias, cuántas existen, qué objetivos tienen, qué funciones tienen que realizar, su dependencia, las competencias básicas necesarias, el perfil de los candidatos, el tipo de formación para los colaboradores, los talentos internos a potenciar… 

El estudio, realizado recientemente por Inesdi.com y Deusto Business School tiene como objetivo ayudar a las empresas a definir las diferentes posiciones digitales y ofrece un análisis de las ofertas y perfiles de los candidatos que las empresas más avanzadas demandan, así como sus funciones y competencias que son necesarias para que las organizaciones puedan adaptarse a los constantes cambios que afectan a los diferentes ámbitos del mundo digital. 

El Estudio Inesdi de las Profesiones Digitales 2014 (que puedes descargarte) incluye las 25 posiciones claves de las empresas del s.XXI que son aquellas capaces de aprovechar las grandes oportunidades que la economía digital ofrece. 

1. Digital Manager. Responsable de la estrategia digital.

2. Digital Sales Specialist. Experto en venta en canales digitales.

3. Digital Project Manager. Responsable de proyectos digitales.

4. Digital Communication Specialist. Experto en comunicación digital.

5. Digital Marketing Manager. Responsable del marketing digital.

6. Content Manager. Responsable del contenido digital.

7. Digital Account Manager. Responsable de cuentas digitales.

8. Social CRM Manager. Responsable de relación digital con los clientes.

9. SEO Specialist. Experto SEO (posicionamiento natural en buscadores)

10. SEM Specialist. Experto SEM (publicidad en buscadores)

11. Lead Marketing Specialist. Experto en captación de leads.

12. Affiliate Marketing Manager. Experto en afiliación.

13. Acquisition Specialist. Experto en adquisición de tráfico.

14. Social Media Manager. Responsable de la estrategia de medios sociales.

15. Community Manager. Responsable de la gestión de comunidades y redes sociales.

16. Web Master. Responsable del desarrollo de la web.

17. Web Developer & Designer Manager. Desarrollador web.

18. App Developer/ Mobile Designer. Desarrollador de apps.

19. Videogames & Serious Games Developer. Desarrollador de videojuegos.

20. User Experience Specialist. Experto en usabilidad.

21. Mobile Marketing Manager. Responsable del marketing móvil.

22. Digital Analyst. Analista digital.

23. Web Conversion Specialist. Experto en conversión web.

24. Ecommerce Manager. Responsable de comercio electrónico o tienda online.

25. Data Scientist. Investigador digital de datos. 

Pero quiero destacar que independientemente de las competencias específicas para cada posición es clave que los profesionales de la economía digital tengan capacidad para aprender, para procesar conocimientos de manera constante, para encajar datos e información de ámbitos muy diferentes y para afrontar nuevos retos.

Tengan humildad y sentido de pertenencia, capaces de recular y aceptar las ideas de los demás si son mejores; sin humildad no se puede aprender.

Tengan una actitud apasionada que lo discutan todo, pero que a la vez sean capaces de cambiar con nuevos datos. Aquellos que creen que el trabajo en equipo y colaborativo aporta mucho más que los inútiles esfuerzos individuales. 

Los profesionales más demandados son aquellos que además saben como liderar a un grupo de personas para resolver un problema, a la vez que son capaces de ceder el poder si se queda detrás. 

En resumen, las principales características de los profesionales del sXXI deben ser: liderazgo, humildad, colaboración, adaptabilidad e ¡interés por volver a aprender!

Y no olvidemos que al mundo le interesa lo que seamos capaces de hacer con el conocimiento, independientemente de nuestro pasado y de como se haya adquirido.

 

Joana Sánchez
Presidenta Incipy, Innovación y Estrategia Digital
Presidenta Inesdi, Digital Business School
www.incipy.com
@ejoana