Fuente: http://goo.gl/HOml0q

Big Data Cisco

Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) ha inaugurado una nueva era que sólo está empezando a dejarse sentir, de un modo incipiente pero sin marcha atrás.

Según Cisco, si bien en la actualidad sólo uno de cada cien dispositivos está conectado (13.000 millones de cosas), en 2020 serán 50.000 millones, lo que supondrá un gigantesco volumen de negocio.

Los importantes cambios que va a traer el avance del Internet de las cosas en la próxima década y la gran oportunidad de negocio que representa centraron la temática de la Conferencia Global de Editores, su tercera reunión a nivel mundial celebrada en San José, California, en la que la compañía también desveló su nueva estrategia, el Cisco Connected Analytics para el Internet of Everything, que incluye software sencillo de implementar para analizar datos con independencia de su ubicación. 

Según sus responsables, son soluciones que se complementan con su red mundial de entornos Cloud interconectados (Intercloud) y que combinan "redes inteligentes e infraestructura con virtualización para facilitar a las organizaciones el acceso a datos altamente distribuidos, añadiendo capacidad analítica para extraer valor de negocio".

Un PIB global billonario

Durante las dos jornadas se dieron a conocer datos reveladores, basados en predicciones realizadas por Cisco a partir de recientes.

Básicamente, se esperan cambios dramáticos en la tecnología y en la sociedad en general, y serán de tal calibre que provocarán cambios sutanciales y, sin duda, también exigirán una adaptación a las organizaciones para garantizar su supervivencia. 

En términos económicos, Cisco dejo claro que la IoT representa una "tremenda oportunidad" de negocio. De los 19 billones (millones de millones) de dólares en ganancias adicionales (producto bruto global) que generará la IoT en los próximos 10 años, 7,3 billones vendrán de los datos.

IoT, más allá del Internet de las cosas

John Chambers, director ejecutivo de Cisco, explicó que la implantación de IoT irá más allá del concepto que tenemos sobre un Internet de las cosas de miles de millones de objetos interconectados.

Además de esas "cosas" o dispositivos, se genera una dinámica transformadora  que supone marcará un hito histórico. Sin ir más lejos,

Según Chambers, se producirán cambios dramáticos con la implantación de la IoT en el mundo que cambiará las cosas hasta límites insospechados, premiando a quienes sepan adaptarse a los cambios que se avecinan.

Incluso afirmó que, en un entorno tan cambiante, en 10 años desaparecerán la mitad de las empresas que forman parte hoy de lista Fortune 500.

El experto subrayó la importancia de dar vida a la IoT para combinar sus elementos, que dividió en cuatro grupos: dispositivos, personas, datos y procesos.

Por último, según una nueva encuesta de Cisco, el 40 por ciento de los encuestados echa de menos una mayor accesibilidad a las tecnologías que permiten interpretar los datos para poder convertir las conexiones entre procesos, datos, personas y objetos en valor de negocio. Hacerlo posible es el gran desafío de las nuevas tecnologías.

Fuente imagen: Feelart / FreeDigitalPhotos.net

Post relacionados: