Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Noviembre de 2010.

TIEMPO Y ESPACIO EN LA COMUNICACION ON LINE

Por Dennis David Davila

Ahora que las campañas se nos vienen encima, considero oportuno sugerir un par de acciones que deben tomar en cuenta los promotores encargados de los contenidos de dichas campañas. La idea surge a partir de la observación de un par de errores comunes en que se incurren cuando se publica información en un sitio web, blog o incluso red social.

La cosa es práctica y se origina cuando olvidamos nuestro papel comunicador y damos por hecho de que la gente sabe desde dónde o de qué hablamos y en qué tiempo nos desenvolvemos.

Tiempo y Espacio
No hay nada más incómodo, hasta indignante en muchos casos, para alguien que busca información, cuando encuentra una nota o artículo que le interesa y se percata que éste no tiene una fecha ni sabe de dónde es el señor que lo escribió.


En la web hay, cómo mínimo, tres fechas posibles, si es que el documento y la nota ha sido escrito originalmente para la web. La fecha que coloca el ordenador, la fecha que muestra el programador y la fecha que coloca el autor. La fecha del ordenador generalmente es la actual; el programador, mediante un script, puede hacer que el sitio muestre la fecha actual con el fin de que su sitio se vea siempre actualizado.

Se espera que el autor consigne la fecha en que ha escrito el documento; si lo escribe directamente en un gestor de contenidos este puede generarse automáticamente. Pero en muchos sitios no se preocupan por poner este dato, con lo cual inutilizan la información que publican; incluso en sitios de prestigio, como bases de datos de investigaciones, hay artículos que no tienen ninguna fecha. De manera que el documento no se puede utilizar como referencia.

Otro tema de importancia es el espacio. Dónde se localiza tu organización, a personas de qué continente, país, ciudad, localidad se dirige tu campaña. Por más conocido que CREAS que es tu ciudad o tu barrio, es recomendable consignar en qué país o ciudad se localiza, puesto que uno no sabe quién accederá a tu información o de dónde recibirás una visita.

Asi, si haces campaña para ser alcalde del distrito de Ramón Castilla, es mejor que digas en qué departamento o región se localiza; ya que, por más que quiero a mi país, no puedo conocer los más de mil 800 distritos que existen.

Este tipo de errores se notaron en la campaña polìtica pasada realizada en nuestro querido Perú. También se notan en campañas que se hacen de servicios y/o productos por algunas empresas.

Tiempo y Espacio, son datos importantes que ayudan no sólo a la comprensión de la información, si no a la afiliación de clientes, seguidores, fans, o personas interesadas.

De manera que si vas a realizar una campaña de cualquier servicio, producto o tu propia candidatura, te recomiendo que no te olvides de colocar fecha y lugar, es crucial.

Trabajar en la web es trabajar para minimizar la incertidumbre que naturalmente surge de su entorno.

NOTA DEL EDITOR: Publicado en Google Buzz por Dennis David Dávila el dia 5 de noviembre de 2010

No hay comentarios. Comentar. Más...

17 HERRAMIENTAS SELECTAS PARA COMMUNITY MANAGERS

17 Herramientas selectas para Community Managers

Enviado por Manuel Gross el 09/11/2010 a las 11:52
Manuel Gross


community_manager_diploma-300x286.jpgPor Stephanie Falla Aroche 

 

Porque sabemos que tu trabajo como Community Manager es cada vez más complejo por la cantidad de información que debe manejar a diario, buscamos herramientas selectas para optimizar tu tiempo y aprovechar las herramientas en línea que te ayudarán en el monitores de información, administración de contenido y una mejor comunicación.

 

Monitoreo de contenido

 

Empecemos con las herramientas que te permiten filtrar, buscar información general y específica. Además, a través de ellas puedes suscribirte, corroborar datos y realizar análisis de información:

 

  1. Google News: es uno de los más populares servicio en línea para el monitoreo de noticias personalizadas, por temática, país, idioma y alertas.
  2. Wikio: un servicio en español que te permite la búsqueda de blogs temáticos y medios.
  3. Boardreader: un servicio que te permite buscar información específica en: foros, blogs, redes sociales y más.
  4. Alexa: uno de los servicio más populares para realizar el análisis de sitios, blogs y contenido. Con útiles estadísticas para evaluar sitios.
  5. Alianzo: un servicio disponible en 3 idiomas, que te permite buscar información de blogs, además te proporciona un ranking en blogs y redes sociales.
  6. Brandfo: con este servicio podrás revisar la reputación de una persona, empresa o marca en línea. Te permite hacer una búsqueda de todo lo que se ha dicho o escrito de manera específica.

 

Análisis en redes sociales e influencia de marca

 

El monitoreo y análisis del contenido que se maneja en las redes sociales es la labor más compleja del Comunity Manager, el cruce de datos y sacar reportes. Revisa estar herramientas que te facilitarán la tarea.

 

  1. TwitterGrader: una opción que permite medir el nivel de influencia que tiene un usuario en Twitter, con útiles datos y parámetros de resultados.
  2. Trendistic: te permite analizar la frecuencia con la que se ha mencionado una marca en los medios digitales, también puedes ingresar el nombre o URL.
  3. Google Trends: realiza la búsqueda de información a través de gráficas con un parámetro de tiempo y frecuencia.
  4. BlogPulse: toma el pulso de tu blog, un buscador que te permite revisar los enlaces a tu blog, rankings y búsquedas en otros blogs. Con opciones básicas y avanzadas.
  5. Statbrain: ofrece un método diferentes de análisis de datos de un blog o sitio web. Utiliza el número de visitas y el Ranking de Alexa como referencias.

 

Administración de contenido y productividad

 

Pasar tanto tiempo en línea puede hacer que nuestro trabajo se estanque, mantener actualizados los perfiles y administrar la comunicación en línea puede ser abrumado. Aprende a utilizar herramientas que permitan optimizar tu tiempo y te hagan productivo.

 

  1. Gmail Priority Inbox: una de las propuestas de Gmail para dar prioridad a tus correos a través de una algoritmo.
  2. ActiveInbox: otra útil herramienta que te permite la gestión de tus correos electrónicos en Gmail a través de un plugin en tu navegador.
  3. AwayFind: gestiona tus correos, se encuentra en beta y es gratuito.
  4. Administradores de redes sociales: una serie de herramientas que te permiten la gestión de varias cuentas sociales de personas, productos, servicios o marcas.
  5. Evernote: la aplicación más popular para realizar recordatorios, una herramienta que se caracteriza por su conectividad con dispositivos móviles y aplicaciones.
  6. Ofimática: no dupliques contenido, revisa estas opciones en línea para la administración de tus documentos digitales.

 

Las herramientas en línea nos permiten satisfacer muchas de nuestras necesidades profesionales, conocer nuevas opciones se hace necesario, en especial cuando necesitamos estar informados, comunicar y presentar resultados. No te olvides revisar nuestras 6 lecturas selectas para Community Manager y te invitamos a que sigas construyendo esta lista de herramientas selectas para Community Manager.

Legal: Licencia CC del contenido

 

Fuente: Maestros del Web  

Imagen: Community Manager  

 

Artículos relacionados:


- 17 Herramientas selectas para Community Managers
- Ocho herramientas web para buscar contenido en tiempo real
- Conviértete en gurú de redes sociales con estas 45 Handy Twitter Tools
- 14 Herramientas de Monitorización para Social Media
- 10 Herramientas online gratuitas para gestionar tu reputación
- 70 Herramientas para monitorizar información en medios sociales
- 34 Herramientas para monitorizar tu presencia online
- Guía de 66 Recursos en Internet para Investigadores
- 145 herramientas de monitoreo para Community Managers
- Cuatro Herramientas de Twitter para Expertos
- 12 herramientas para detectar textos plagiados
- 15 herramientas para sacarles partido a las Listas de Twitter
- 10 Herramientas para buscar personas en redes sociales
- Power users: 51 Herramientas de Social Media
- 100 aplicaciones de software libre para el comunicador actual
-
En la web:
- Herramientas para monitorear tu reputación digital | SMLatam - Social media en latinoamerica
- Best Web Analytics Tools: Quantitative, Qualitative, Life Saving! | Occam's Razor by Avinash Kaushik
- DesignersCouch: 15 Informative Social Media Monitoring Tools
- 10 Free Tools to Identify Online Influencers | Edelman Digital
- 7 herramientas para buscar backlinks de una pagina web
- Las mejores herramientas y aplicaciones para Twitter - Senior Manager
- 15 Tools for Monitoring a Website’s Popularity

No hay comentarios. Comentar. Más...



Cómo manejar un blog para la comunicación interna de un equipo


Enviado por Manuel Gross el 13/11/2010 a las 18:11
Manuel Gross

 

internal_communications.jpg10 sugerencias para acercarse al 2.0 con un blog de equipo

Por Alberto Barbero

 

Ayer me pegué un alegrón. Uno de "mis" equipos favoritos de RRHH ha decidido iniciarse por los caminos del 2.0. Realmente creo que solo son tímidos pasos de búsqueda, pero son mucho más de lo que podía esperar después de presentarles hace meses algunos argumentos.

 

Tell a Friend

Muchas veces he tenido dudas sobre el anunciado desembarco generalizado del 2.0 y me alegro de ir comprobando como los hechos van dando la razón a las predicciones de José Miguel Bolivar:

 

"Casi ningún cambio es voluntario. Sólo unas pocas empresas tendrán la valentía de cambiar antes de verse forzadas a ello. La mayoría de las empresas sólo lo harán cuando no tengan más remedio. Lo que pasa es que piensan que eso tardará mucho en ocurrir y están equivocadas. La crisis está camuflando buena parte del cambio con lo cual, cuando pase, el impacto será aún mayor.

Hay muchas señales inequívocas de que el modelo está agotado y no hay más alternativa que el cambio. Es inevitable. Lo que pasa es que ni va a ocurrir mañana ni va a ser súbito. Lo importante es estar preparados y esperar..."

 

Pues bien, este equipo al que me refería en las primeras líneas, ha pensado en el blog como una herramienta que les puede ayudar a mejorar su comunicación interna, ya que ésta se halla condicionada por ubicaciones geográficas distintas y por funciones también diferentes. También creo que quieren vivir la "experiencia blog" para entenderla mejor y ponerla al servicio de políticas de mayor transparencia en toda la organización.

 

Para ayudarles en este camino, se me ha ocurrido sugerirles una serie de prácticas que yo entiendo les pueden ayudar. Voy a ellas:

 

1. Me parece bien empezar con Blogger. Es más fácil que Wordpress y siempre habrá tiempo para migrar. Cuando no se conocen bien estas tecnologías es mejor poner toda la carne en el asador de la relación y no perderse en las cuestiones tecnológicas.

 

2. Cuidar con mimo las etiquetas. No hace falta planificarlas. Irán surgiendo conforme se vayan haciendo los posts. Denotarán sus focos de interés. Es importante que cada uno ponga las etiquetas que considere adecuadas, pero también es interesante la simplicidad. Por eso yo cuidaría y no duplicaría etiquetas que versen sobre lo mismo (ejemplo: selección, selección de personas, reclutamiento...).

 

3. "Cuaderno de bitácora". Al igual que el capitán de un barco escribe su cuaderno de bitácora, alguien podría escribir semanalmente el de todo el equipo (estaría bien que fuera el responsable), a modo de newsletter del grupo, señalando los acontecimientos más reseñables de la semana (idea surgida de los magníficos cuadernos de bitácora de Josep Julián).

 

4. Coordinar bien el arranque del blog haciendo, por ejemplo, que varias personas publiquen sus posts encadenados durante los primeros días y entren en la conversación. Así se marca el camino a los demás. El "efecto bareto" (ésto me lo enseñó Amalio Rey) funciona y consiste en que la gente entra a los "bares" donde hay gente.

 

5. "El tamaño no importa". Dejaría claro que el blog es una herramienta de comunicación y que, en ese sentido, no es necesario dejar posts demasiado trabajados y largos. El objetivo es comunicar y abrir, por lo tanto está bien si yo solo entro para mencionar un link a un artículo que he encontrado interesante o para hacer una pregunta al equipo. En el futuro se irá descubriendo que hay otras herramientas más adecuadas para depende qué cosa, pero el tiempo no puede ser una excusa para no publicar.

 

6. "Abierto en todo". Yo no me pegaría el gran curro para dejar toda la arquitectura del blog terminada, crearía un esquema limpio y claro de partida y animaría a que cada cual pudiera incluir o modificar aspectos del diseño, gadgets, etc. Que la participación genera compromiso también es verdad aquí.

 

7. Integrar el blog en el work-flow diario. Esto viene de algo que oí a Aitor Bediaga hablando de empresa 2.0. Recomendar el propio blog como procesador de texto. Es la mejor forma de usarlo. Si no forma parte de mi trabajo al final es fácil que acabe considerándolo una nueva tarea para la que no hay tiempo. Sin embargo, hay muchas cosas del día a día que son susceptibles de compartirse justo en el momento en que se hacen. Además esto es una oportunidad para generar colaboración en tiempo real.

 

8. También lo personal existe. Es una herramienta que debería también servir para hacer equipo. No tiene sentido que pongamos un muro entre nuestra vida personal y la profesional. Hay cosas que -como en las relaciones cara a cara- no contamos pero... no contar temas personales dejaría el blog sin alma. 

 

9. Hacer una "guía rápida". Se pueden sacar unos cuantos "pantallazos" de los pasos que hay que dar a la hora de escribir un post para que resulte fácil hacerlo a los "no-iniciados".

 

10. Google Docs o similares. Puestos a compartir habrá veces que se generarán documentos que nos gustaría anexar a los posts. Una opción es Google Docs, para el que se pueden definir unos criterios de uso tan cerrados al equipo como para el blog.

 

En fin, esto en un contexto de primeros pasos para irse abriendo... es claro que hay opciones mucho más abiertas pero no es el momento. También espero no haber reinventado la rueda, aunque estoy seguro de que otros muchos ya habrán recorrido antes este camino. ¿Me podéis ayudar?

 

Publicado por ¡Hola! a las 16:47

……………………………….

 

Fuente: Caminos de formación: El blog de Alberto Barbero  

Imagen: Internal communications  

 

Tell a Friend

 

Artículos relacionados:


- Fundamentos de Internet: Un Blog, ¿Qué, Para qué, Dónde?
- Los roles comunicacionales en los canales de comunicación interna  
- Qué hacer y qué No hacer en Facebook
- Estrategias de Comunicación en los Social Media
- Comunicación interna: 7 dimensiones de acción para aportar valor
- Comunicación Interna: Ocho formas diferentes de usar el lenguaje 
- Invertir en comunicación ¿Es rentable?
- Bligoo: Una completa plataforma para blogs y CMS
- 32 Herramientas básicas que todo blogger debe conocer
- Comunicación persuasiva y cambio de actitudes
- El impacto e influencia de las redes sociales en la identidad personal
- Comportamiento organizacional. Cuatro fallas de las comunicaciones verticales
- ¿Cómo nos relacionamos? Las 5 teorías principales de la Psicología Social  
- 10 reglas básicas para el sitio web de una PYME
- Decálogo de los males de las empresas
- 31 Herramientas para hacer tu blog o página más social
- 10 Tendencias de comunicación para 2010
- Más que comunicación: Las conversaciones en la empresa
- Los 5 principios para utilizar exitosamente las nuevas tecnologías en la comunicación interna
- La plataforma Google Wave revolucionará el trabajo colaborativo  
- Los nuevos paradigmas de la comunicación  
- La comunicación digital: Internet como nuevo medio    
- Decálogo de la manipulación estratégica  
- Comunicación 2.0: el dominio de los usuarios  
- ¿Qué puede hacer la comunicación interna en épocas de crisis?  
- Desarrollo Organizacional: La manipulación de las comunicaciones internas  
- La Comunicación: Del primate al homo loquens, al homo sapiens y la multimedia (corregido)  
- La comunicación y el trabajo en equipo  
- Las comunicaciones internas que no son Comunicación 2.0  
- Las 9 técnicas de manipulación usadas en las organizaciones
- Las organizaciones con malas comunicaciones internas  
- Claudio Bravo: El miedo a los canales informales de comunicacion interna  
- Las nuevas comunicaciones internas bajo la Web 2.0 

No hay comentarios. Comentar. Más...

APRENDE SOCIAL MEDIA DE TU COMUNIDAD

eTc :: El blog de Marketing en Español



Aprende Social Media de tu comunidad

Posted: 15 Nov 2010 01:50 AM PST

¿No será mejor enseñar cómo disfrutan que intentar convencerles? Foto del blog DescubreMalta.com

¿No es mejor enseñar cómo disfrutan que intentar convencer con lo de siempre?

Atención al cliente online, engagement, identidad 2.0… Son palabras comunes en conferencias de Marketing online, ponencias, seminarios, etc. a los que acude el equipo de Territorio creativo. Y se habla de estos conceptos de forma general, con esquemas espectaculares y pantallazos de casos de éxito.

Pero no hay mucho tiempo para entrar en detalles específicos. Por eso hoy me gustaría bajar a la tierra un poco y hablar de la comunidad española del Turismo de Malta que llevamos en Tc. De lo que nos da, de lo que vale escuchar y de lo que aprendemos en Social Media: del día a día en el blog, en Twitter y en la fanpage que existe en Facebook. Dejando al margen estrategia y ROI. Una comunidad que también nos ha sorprendido durante el concurso “La Ruta Perfecta por Malta”.

Para empezar, hay que saber que recibimos cientos de preguntas por todas las vías y todas ellas están abiertas y visibles. Qué autobuses hay, qué lugares tengo que ver, dónde comer, cuánto pagar, dónde bucear, qué academias dan inglés… Pero también qué sitios merecen la pena para grupos de 10 treintañeros (varias preguntas por DM desde el aeropuerto), dónde se puede comprar en Madrid un pescado tradicional de la cocina maltesa (se llamó a Pescaderías Coruñesas y se resolvió) o que informemos sobre la historia de unas piscinas artificiales (adjunta foto en Facebook) que conoció en Malta y se quedó con la duda…

Se responde rápidamente y hay algunas preguntas más complicadas que requieren ponerse en contacto con organismos de Malta, a través de nuestro cliente. Se hace, se soluciona y aumenta el valor en contenidos. Pero no hay ninguna cuestión que se deje de contestar por rara que sea y se ofrecen links de referencia exactos para ampliar informaciones o e-mails públicos. No siempre tienes todos los detalles de cómo se gestiona el puerto deportivo o si los estudios de cine se pueden visitar tras los rodajes. Y ya verás cómo se agradece tu ayuda.

Toda esta atención da al Community Management más capacidad: se recopilan contactos, links o webs de apoyo (sobre Malta o de viajeros, guías, etc.), hay decenas de respuestas generales en nuestra BBDD para usarse, se apuntan las temáticas donde hay más interés e incluso nos da pie para mejorar nuestro plan editorial. Por ejemplo, si interesa Popeye Village, los tradicionales pastizzi, las boat party, la accesibilidad o el Museo Playmobil, habrá que hacer un post con ello. Y eso es realmente lo bueno: si escuchas con atención, la gente es la que te ayuda en un 80%.

Pero si sólo diéramos contenido del país (consejos, agenda, fotos, vídeos, reportajes, etc.) y respondiéramos a preguntas, nunca llegaríamos al sobresaliente por muy bien que se hiciera. Lo importante son las personas y esto es Social Media. Por eso ya hemos publicado decenas de posts originales (sí, para nosotros y gratis) de bloggers españoles que han viajado a Malta y que nos han contado sus experiencias. Cada una es diferente, desde alguien que fue a disfrutar 3 meses, a otros que han ido a estudiar inglés, a bucear, a recorrerlo en 4 días o que piensan vivir allí… Cada visión (algunas veces les aconsejamos algún tema concreto) aporta un valor único, real y sincero de lo que significa conocer Malta. Sin tapujos. Y también pedimos permiso para reflejar posts interesantes sobre Malta que se hayan publicado en otros lugares.

Otro ejemplo interesante son las imágenes. Pensábamos que teníamos muchísimas cuando empezamos (nos dieron cientos), pero no nos sirven sólo las de la Oficina de Turismo y ahí están nuestros amigos de Facebook, Twitter y el blog. Usémoslas. Hay un montón de gente dispuesta a cederte su foto sin problemas (siempre que les cites) y tan sólo tienes que pedírselo. Por eso tenemos una gran cantidad de galerías, álbums y lugares tan insólitos. Con otra perspectiva, mucho más personal, y accesible para todos. Por eso hablaba antes del 80%.

Podéis ver más ejemplos en el muro de FB o las mentions en Twitter. Desde hace también un tiempo, no hay español que sepamos que haya ido a Malta a quien no preguntemos qué tal se lo pasó y estamos en la red para que cualquiera que vaya nos pregunte, hable con nosotros o simplemente comparta su experiencia. Somos una comunidad para escuchar, para deleitar o para usar un día. Incluso estamos pensando en hacer un balance (quién, qué, cuándo) de los españoles que nos visitaron.

Hemos hecho muchos amigos con Malta como punto de reunión, viajeros de todo tipo. Por eso cuando sacamos el concurso “La Ruta Perfecta por Malta” (hoy es el último día para participar) hubo buena aceptación (intuíamos qué querían) y a muchos de ellos no les importó contárselo a todos sus amigos. Ese efecto llamada es el que realmente le da valor. Si alguien te dice que Malta es maravillosa, le creerás 100 veces más que a la Oficina de Turismo. Y esta comunidad es un punto de reunión online.

Imagen de Inés (blogger de “Mis viajes por ahí”) cedida para el blog DescubreMalta.com.

No hay comentarios. Comentar. Más...

PLAN DE SOCIAL MEDIA MARKETING

Cómo ejecutar un plan de Social Media Marketing en 5 pasos

Enviado por Manuel Gross el 16/11/2010 a las 11:47
Manuel Gross

 

social_media_mapping.JPGSocial Media Marketing. Cómo ejecutar un plan

Por Gonzalo Valverde

 

El Social Media Marketing se ha convertido en una especie de obsesión de muchos responsables o miembros de los departamentos de Marketing que se desesperan por conocer las entrañas de esta nueva disciplina que busca el beneficio de la empresa.

Lo cierto es que si deseamos investigar en la Red sobre como elaborar un plan en Social Media, nos aburriremos de encontrar frases como “la voz es del usuario”, “monitoriza a tus clientes”, “facilita la viralidad”, “escucha lo que te dicen”, “gestiona tu reputación”… y un sinfín de términos que no hacen más que ponernos la miel en los labios pero no terminan de definirnos cómo se ejecuta ese plan de Social Media.

Antes de continuar me gustaría indicar el significado de una serie de siglas y conceptos que circulan en Internet: SMO, SMM, ORM, CCW2… Todas ellas teniendo mucho que ver con lo que estamos tratando. Todo se encierra bajo el SMM (Social Media Marketing o Marketing en Redes Sociales). Esta es la gran disciplina que engloba a los siguientes conceptos:

- SMO (Social Media Optimization u Optimización de herramientas de Redes Sociales). Es decir, saber cómo, dónde y qué herramientas queremos utilizar para facilitar a los usuarios la posibilidad de difundir nuestros contenidos. Nos referimos, simple y llanamente a este tipo de iconos que encontramos en muchas páginas de Internet:

bookmarks_logos.jpg

- CCW2 (Content Creation Web 2.0 o Creación de contenidos para la web 2.0). En este caso nos referimos a que seamos nosotros mismos quienes, de manera proactiva, generemos contenidos en aquellas webs que nos lo permitan (las webs 2.0) para dejar nuestra semilla, o raices enteras, en todos aquellos lugares de los que podamos sacar provecho. Teniendo en cuenta que además de posibilitar nuestra difusión al crear contenidos en otros sites obtendremos beneficios para nuestro propio posicionamiento orgánico pues estaremos generando enlaces a nuestro portal (linkbuilding).

- ORM (Online Reputation Management o Gestión de la Reputación Online). Es la fase de participación y diálogo con los usuarios. En donde debemos de ser conscientes que nos tenemos que olvidar del concepto campaña y sustituirlo por el de conversación. O, como dicen en el blog “The Orange Market” el “yo te cuento y tú lo flipas” ya no es válido y ahora es más exacto decir “yo te cuento, tú me cuentas y seguimos hablando”.

Hasta aquí lo elemental para poder acometer un plan en Medios Sociales. Ya sabes: estructura tus páginas de tal manera que puedas reservar un espacio para las herramientas de Social Media que facilitan tu difusión, elabora tu propio contenido en todas aquellas web 2.0 que desees y comienza a participar en Internet en nombre de tu marca, de tu empresa, de tus productos, de tus servicios.

Y a partir de aquí:

1.- Análisis de la situación:

Situación propia:

Intenta hacer búsquedas de tu marca en Internet. Mira quien te está enlazando (link:www.tusitio.com) y qué es lo que dicen de ti. Haz esa misma búsqueda en los buscadores de las propias redes sociales, utiliza herramientas como Twitalyzer o Social Mention que te ofrecerán un paisaje de la opinión que vierten los usuarios en relación a tu nombre y que te ayudarán a lo largo de todo el viaje pues en todo momento podrás monitorizar lo que de ti se está diciendo en Internet.

Compárate con tu competencia:

Utiliza para eso herramientas como Google Trends o Alexa además de hacer el mismo ejercicio que hemos hecho con nosotros mismos y que hemos indicado en el párrafo anterior.

Localiza más competencia:

Muy sencillo. Haz búsquedas por las palabras clave en las cuales quieres aparecer bien posicionado en buscadores y comprueba quienes son los que están en los primeros puestos. Abarca palabras muy ambiciosas y también criterios más específicos para no perder sensatez y saber que es lo que debemos hacer.

2.- Consigue la implicación de la totalidad de la empresa:

Y es que la gestión de las conversaciones que se generan en Internet sobre tu empresa pueden tener un único emisor que nos represente ante los usuarios, pero detrás de él debe existir una responsable implicación de todos los departamentos pues en ellos nacerán muchas de las respuestas o intervenciones que se mostrarán en los medios participativos.

3.- Planteamiento de objetivos.

Fundamental tener en cuenta este aspecto. No te marques objetivos cuantificables. Es un error y rara vez se cumplen. Los objetivos  deben ir enfocados en otra línea que se relaciona más con la conducta que debemos establecer conversando con el usuario.

1 - “Olvídate” de que hablas con clientes y trátale con el respeto que merecen todas las personas. No te engrandezcas si perteneces a una gran marca, te repercutirá negativamente. Deberás ser capaz de saber distinguir entre aquellos neófitos que se acercan a ti y los más especializados que conversan contigo.

2 - Invita a participar a todos. Propón cosas. No te quedes a la expectativa de lo que hagan quienes entran en contacto contigo. No te limites a contestar a las preguntas o a rectificar errores. La participación es la base. Proactividad.

3 - No seas insistente, no atosigues. Con un par de intervenciones diarias nacidas de la empresa es más que suficiente.

4 - Cuida tu tono. No intentes vender porque al usuario no le gusta. En las Redes Sociales atufan los mensajes comerciales y captan una atención ínfima, prácticamente nula. Se cercano y buscando la bidireccionalidad. Si no eres capaz de hacerlo, ten en cuenta que la elección de tener un micrófono abierto en Internet puede se peor que la de mantenerse callado.

5 - Agradece a los que te dan las gracias.

6 - Premia a los que te recomiendan.

7 - Y, por supuesto, se consecuente con lo que dices. De nada sirve reconocer que habéis tenido un error relacionado con el plazo de entrega de un producto si no se corrige para que no vuelva a ocurrir. O si a los usuarios les cuesta registrarse en nuestro portal y no mejoramos el proceso de registro. En resumidas cuentas, tenemos que hacer lo que decimos.

Esto nos permitirá llegar a una serie de objetivos correlativos y adyacentes a la puesta en práctica explicada pero que no podemos plantearnos desde el comienzo de nuestro plan. Si llevamos a cabo una buena comunicación con los usuarios muy probablemente habremos alcanzado una serie de beneficios importantes:

- Localizar errores desconocidos.

- Mejorar nuestros productos/servicios o empresa/marca.

- Captación y fidelización.

- Mejorar las relaciones con nuestros clientes y nuestros prospectos.

4.- Desarrollar el plan de medios y acciones en Social Media.

Aquí cada uno de los responsables de este desarrollo del negocio online le corresponde la decisión de abrir una página en Facebook, un canal de video en YouTube, un blog corporativo, una cuenta en Twitter o un grupo en Linkdin de nuestra empresa. Yo considero que es mejor empezar poco a poco, no pretender abarcar cualquier rincón de Internet.

5.- Monitorización.

Si estás buscando una herramienta que te permita una monitorización exacta de lo que se dice de tu empresa en Internet, yo no voy a saber ofrecértela (por favor, si la conoces, indícame cual es). No obstante, con una meditada conjunción de posibilidades podremos tener una versión bastante aproximada de lo que es la realidad.

En otro post nos meteremos, con mayor profundidad a configurar nuestra propia herramienta de monitorización a través de feeds provenientes de diversos instrumentos de monitorización online. Pero ahora prefiero indicar un sistema mucho más rápido y, probablemente fiel, de lo que puede ser la realidad.

1 - Haz una búsqueda de tí (marca, empresa, producto, servicio) en un par de buscadores.

2 - De los veinte primeros resultados elimina todos los que te pertenecen. Es bueno que exista un número elevado de resultados que no nos pertenecen, eso nos arroja una pista de que nuestra empresa probablemente es visible en los Social Media ya que al menos lo está siendo en Internet.

3 - Analiza lo que dicen de tí. Si es favorable, desfavorable o neutro. Ten en cuenta que lo verdaderamente malo es que hablen mal de ti o que no se hable (es decir, que el nombre de tu empresa, tu marca, producto o servicio, no tenga resultados en los buscadores). Lo neutro podemos englobarlo dentro de lo positivo porque no nos perjudica en nada y sin embargo nos beneficia en aspectos como el de la popularidad web.

4 - Comprueba quienes son los que aparecen en esos resultados. Mira a ver que páginas son que importancia alcanzan, analiza el porqué salen ellos y no tú.

5 - Y eso si, haz un seguimiento de cualquier tipo de modificación que pueda ocurrir.

Espero poder haber contribuido en algo a saber un poco más del cómo y no quedarme únicamente en el qué.

 

Escrito por Gonzalo Valverde

Entradas relacionadas

 

(marzo 2010)

…………………………………

Fuente: Líneas de Marketing  

Imagen 1: Social media mapping  

Imagen 2: Bookmark icons  

Artículos relacionados:


- Las 10 reglas de Oro del Social Media
- Netnografía: La nueva técnica de Investigación de Mercados en las Redes Sociales
- 14 Herramientas de Monitorización para Social Media
- Sociología de la comunicación y las nuevas tecnologías
- Siete errores de marketing en redes sociales
- 70 Herramientas para monitorizar información en medios sociales
- Community Manager: Sus 8 roles y 10 rasgos de personalidad  
- Estrategias de Comunicación en los Social Media
- Los 10 mejores blogs de Marketing Social en Castellano
- 10 consejos para Community Managers expertos
- El Futuro de Internet: Twitter vs Facebook
- Conectados. La era de las redes sociales
- El Community Manager: Qué es y Cuáles son sus funciones
- Crowdsourcing y redes sociales
- El futuro del social networking en la empresa según Gartner
- Prácticas negativas al construir conversaciones en Social Media
- Organizaciones & social media: Nuevas formas de hacer viejas cosas
- 5 Elementos Básicos de una Estrategia de Marketing en Redes Sociales
- Las mejores 10 herramientas de redes sociales para empresarios (o emprendedores sociales)
- Guía para ser un buen "Community manager"

No hay comentarios. Comentar. Más...

GOOGLE CREA UNA GUIA SOBRE INTERNET

Adseok - Nuevos artículos

Link to SEO - Posicionamiento web - Adseok SEO

La guía Google de internet

Posted: 19 Nov 2010 12:34 AM PST


El equipo de Google Chrome ha creado una guía sobre internet titulada “20 cosas que he aprendido de navegadores y la red” que intenta explicar dudas sobre “Internet”, “cloud computing”, “JavaScript”, “HTML5″, “cookies”, “URL”, “IP address” utilizando ilustraciones con analogías de la vida real.

La guía también es un buen ejemplo de una aplicación web HTML5 que funciona offline, y Google recomienda verla en Chrome o cualquier navegador moderno con HTML5 actualizado. Muchos ejemplos son sobre Google Chrome, así que podría ser una web promocional del navegador.

¿Qué es Internet?
o, “Tú dices Tomato, yo digo TCP/IP”

A pesar de ser conceptos básicos, merece la pena leer la guía por sus analogías. Google también sacó un comic sobre Chrome que explicaba qué era un navegador o una URL. También tenemos un vídeo de cómo funciona internet.

No hay comentarios. Comentar. Más...

QUE ES Y COMO DEFENDERSE DEL 'SPLOG' (SPAM + BLOG)

Enviado por Manuel Gross el 17/11/2010 a las 18:08

Manuel Gross

Fuente: http://recorta.com/5b295d

 

spam-blog.jpg

Cuando los blogs no son deseados: Splog 

Por Hans Steffens

 

Así como existen los blogs, lastimosamente existe el Splog, palabra que proviene de la fórmula “spam+blog” y se utiliza para hacer referencia a aquellos blogs diseñados exclusivamente para mostrar publicidad no deseada e incluso permitir la propagación de amenazas informáticas.

¿Cómo funcionan?

Una vez el splog es creado, sus desarrolladores inician la labor de conseguir el mayor número de visitas al mismo, con el propósito de monetizar los mensaje publicitarios que han sido utilizados. Para ello, se valen de dos métodos que son: El Black Hat SEO y los comentarios en otros blogs de forma automática.

 

Técnicas Black Hat SEO:

 

Aplicando metodologías de SEO, el Black Hat SEO lo que hace es abusar de esos métodos, violando las políticas establecidas por los buscadores, con el fin de posicionar sitios con contenidos maliciosos o indebidos entre los primeros resultados de búsqueda. Esta técnica es utilizada por los creadores de Splog para obtener visitas con un alto nivel de credibilidad en el sitio, dado que los usuarios suelen confiar en los resultados de las búsquedas que aparecen en servicios como Google, Bing, Yahoo, Technorati, entre otros.

 

Comentarios en otros sitios automáticamente.


Los creadores de Splogs, también se centran en promover sitios web a través de comentarios que son agregados a otros blogs (miles de blogs por día) de forma automática. Estos comentarios por lo general contienen publicidad no deseada y/o enlaces hacia otros sitios que en ocasiones pueden contener virus, adware, spyware y otros códigos maliciosos.

 

Identificar que un mensaje en tu blog proviene de un splog es muy fácil. Por lo general, estos mensajes incluyen enlaces que aparentan ser noticias, informes, o mensajes de felicitaciones por la calidad del blog (muy frecuente). Cuando se hace clic en un enlace promocionado en el comentario, el usuario es redireccionado al sitio (splog) que aloja publicidad no deseada y/o contenido fraudulento.

 

¿Cómo combatirlos?

 

En la actualidad existen varios servicios que permiten reportar casos de splogs, como por ejemplo: Splog Reporter y Splog Spot. El objetivo de estos servicios es informar a los responsables de los buscadores para que excluyan este tipo de sitios de los resultados de búsqueda.

 

Reportar un sitio de estos, no necesariamente significa que tu blog dejará de recibir enlaces no deseados y mucho menos garantiza que no te vas tropezar con un blog no deseado en el futuro, pero hacerlo ayuda a que cada vez hallan menos casos de splog paseándose por la “Blogosfera”.

 

Si eres propietario de un blog, lo más recomendado es instalar herramientas que permitan filtrar este tipo de contenido indeseado en tu buzón de comentarios. Si usas Wordpress, debes activar el pluging Akismet, al igual que utilizar algún sistema de captcha para evitar el envío automático de spam, como por ejemplo Wp-reCaptcha. De esta manera evitaras que tus lectores sean victimas de splog desde tu blog.

 

Por lo general los Splog son creados con fines comerciales. No obstante suelen ser usados para propagar todo tipo de ataques en Internet, por lo que es importante adoptar buenas prácticas de seguridad, como no hacer clics en enlaces de dudosa procedencia, mantener las aplicaciones de nuestro PC actualizadas, además de contar con software de seguridad instalado y actualizado en nuestros equipos, para prevenir ser victimas de este tipo de amenazas.

 

This post was written by: Hans Steffens - who has written 2 posts on Pulsosocial.

Ingeniero industrial por profesión, dedicado a la informática de tiempo completo. Entusiasta de la seguridad informática. Actualmente Ingeniero preventa de LIA Solutions Ltda., consultor de soluciones de gestión IT y seguridad informática. Consultor Wordpress para Socialatom Group y moderador local en la Comunidad de seguridad informática DragonJAR.

Sígueme a través de: Blog /Twitter: @hanss1982

Contact the author

 

Mar, nov 16, 2010

 

……………………………………….

 

Fuente Original: Pulso Social  

Imagen: Spam   

 

Artículos relacionados:


- Influenciadores, trolls y sicarios cibernéticos
- Ciberbullying. Cómo ponerle límites a los acosadores online
- Barabási: Estudian estadísticamente nuestros comportamientos sociales
- 101 reglas de comportamiento en la Web 2.0 de Deutsche Telekom
- 10 razones para que te hagan un "unfollow" en Twitter
- Clicks rigurosamente vigilados. Los ’numerati’ nos analizan
- En el Día de Internet, 10 consejos para navegar seguro
- 9 consejos básicos para no fracasar en Twitter ni Facebook
- Recomendaciones de seguridad para Facebook
- Trend Micro: Tendencias de amenazas y el crimen cibernético
- La suplantación de identidades en las redes sociales
- El Ciberespacio es una extension del Espacio Social
- Advertencias contra las redes sociales ’made in USA’
- Los riesgos de las redes sociales
- Conceptos básicos de Seguridad Informática
- Los datos privados estan en peligro
-
En la web:
- Manual de ética del Community Manager o Responsable de Comunidad - Senior Manager
- Infobasura e Infoxicacion, por Javier Prieto Pariente
- MailOnPix.com: Make your email a picture!
- How to Find the Person behind an Email Address - Reverse Email Search

No hay comentarios. Comentar. Más...

LA LARGA COLA / THE LONG TAIL

La Larga Estela – El fin de Pareto

Chris Anderson

http://babalum.com/2006/10/12/la-larga-estela-el-fin-de-pareto/

Olvídate de hacerte rico gracias a unos pocos éxitos en los 40 principales. El futuro de la industria discográfica está en millones de nichos con pocos fans.

Nota de Babalum: el artículo tiene ya unos años y aunque el contenido continúa siendo de rabiante validez, los precios, ejemplos numéricos o Webs indicadas pueden haber sufrido cambios en la actualidad.

En 1998 un escalador británico llamado Joe Simpson escribió un libro llamado “Touching the Void” (“Tocando el vacío”), una historia sobre situaciones cercanas a la muerte en los Andes Peruanos. Tuvo buenas críticas, pero un éxito muy modesto. Muy pronto fue olvidada. Más adelante, una década más tarde, ocurrió algo extraño. Jon Krakauer escribió “Into Thin Air” (“Con poco aire”), otro libro sobre tragedias de escaladores, que se convirtió en un éxito. De repente “Touching the Void” empezó a venderse de nuevo.

La editorial “Random House” se dio prisa en sacar una nueva edición para poder cubrir la demanda. Las librerías empezaron a promocionar el libro cerca de los expositores de “Into Thin Air” y las ventas siguieron creciendo. Una edición revisada de tapa blanda que vio la luz en Enero, estuvo 14 semanas en la lista de los libros más vendidos del New York Times. Ese mismo mes, IFC Films lanzó un documental dramatizado sobre la historia que fue aclamado por la crítica. Actualmente “Touching The Void” supera en ventas a “Into Thin Air” en una proporción de 2:1.

¿Que ocurrió?

 
Resumiendo, podemos decir que fueron determinantes las recomendaciones de Amazon. Los programas de la librería online identificaron los patrones de compra de sus usuarios y empezaron a sugerir que lectores a los que les gustó “Into Thin Air” también les gustaría “Touching The Void”. La gente hizo caso de la recomendación, estuvieron de acuerdo y escribieron largos comentarios. Mas ventas, mas recomendaciones generadas por el algoritmo y la retroalimentación positiva hizo el resto.

Es particularmente destacable que cuando el libro de Krakauer llegó a las librerías, el de Simpson estaba ya casi agotado. Unos años antes, los lectores de Krakauer nunca hubiesen oído hablar del libro de Simpson y en caso de haber sido así nunca lo hubieran encontrado. Amazon ha cambiado esto. Amazon creó el fenómeno “Touching The Void” combinando las infinitas estanterías virtuales con información a tiempo real sobre tendencias en las compras y opinión pública. El resultado fue una demanda creciente para un libro casi marginal.

Este fenómeno no es solamente característico de librerías online, sino que es un ejemplo de una nueva tendencia económica para las industrias de medios, prensa y entretenimiento.

La capacidad ilimitada de seleccionar y elegir está revelando lo que el consumidor quiere y como lo quiere, de servicio en servicio, desde DVDs en Netflix hasta videos musicales en Yahoo! o escuchando canciones en iTunes o Rhapsody. La gente rastrea profundamente en los catálogos, repasando las largas listas de títulos disponibles, muchísimo más completos que las de cualquier tienda de Blockbuster, Tower Records o Barnes&Noble. Y cuanto más encuentran más les gusta. A medida que los consumidores se van alejando más y más del camino marcado por la mayoría, van descubriendo que sus gustos no son tan comunes como pensaban (o como habían sido inducidos a pensar gracias a las campañas de marketing, la ausencia de alternativas y un cultura basada en las modas).

Un análisis de las ventas y de las tendencias de estos servicios y otros similares demuestra que la emergente economía del entretenimiento digital va a ser radicalmente diferente a los mercados de masa actuales. Si la industria del entretenimiento del siglo 20 estuvo basada en las listas de éxitos, el siglo 21 incluirá también aquellas producciones que según los cánones actuales se consideran fracasos en ventas.

Hemos estado sufriendo por demasiado tiempo la tiranía del denominador-común del menor coste en la forma de insulsos éxitos veraniegos o música pop prefabricada. ¿Porque? Razones económicas. Muchas de nuestras hipótesis sobre el gusto popular son en realidad fruto de un pobre proceso de intentar cuadra oferta y demanda, una respuesta del mercado a una distribución ineficiente.

En primer lugar existe la necesidad de encontrar audiencias locales. Un cine mediano no proyectará una película si no pueda atraer al menos a 1.500 personas a lo largo de 2 semanas, ya que no cubre ni los gastos del alquiler de la pantalla. Una tienda de música de tamaño mediano necesita vender como mínimo 2 copias de un CD por año para que le salga a cuenta; éste es el coste equivalente del alquiler de media pulgada de espacio de estantería. Y de la misma forma podríamos continuar hablando de tiendas de alquiler de DVDs, videojuegos, librerías y kioscos de prensa.

En todos estos casos, los distribuidores solamente llevarán aquellos productos que les puedan generar la suficiente demanda para cubrir los gastos que originan por exponerlos o almacenarlos. Pero cada uno de ellos solo cuenta con una limitada población local –quizás un radio de 15 km para un cine normal, menos para las tiendas de música y librerías, y incluso menos (solamente 2 o 3 km) para videoclubes. No es suficiente para un buen documental tener una audiencia nacional de medio millón, lo que importa es cuanta tiene en la parte norte de Rockville, Maryland, y entre los consumidores de Walnut Creek, California.

Hay multitud de productos de entretenimiento con potencialmente enormes audiencias nacionales de las que apenas se puede vender un ejemplar. Por ejemplo, “The Triplets of Beleville” (“Los tripletes de Beleville”), una película aclamada por la crítica que fue nominada para los Oscar el año que se presentó, solamente fue exhibida en 6 salas en todo el país.

Un ejemplo todavía más impactante es la difícil situación de Bollywood (el Hollywood de la India) en América. Cada año la industria del cine india produce más de 800 películas. Se estima que hay más de 1.7 millones de indios (de la India) en los Estados Unidos. A pesar de ello (según la base de datos de películas en Internet de Amazon) uno de los mayores éxitos en lengua india, la película “Lagaan: Once Upon a Time in India” (Érase una vez en la India) sólo llegó a proyectarse en dos salas, y fue una de no más de un puñado de películas que como mínimo consiguieron entrar en el circuito de distribución americano. Cuando impera la tiranía del espacio físico, una audiencia demasiado repartida es lo mismo que no tener ninguna.

Otra restricción impuesta por el mundo real es la propia física. El espectro disponible para transmisiones de radio tiene una capacidad limitada de emisiones simultáneas, lo mismo ocurre con los canales de TV que se pueden emitir por un cable coaxial. Y por supuesto solo hay 24 horas disponibles para la programación. La realidad de las tecnologías de emisión es que son usuarias volátiles de recursos limitados. El resultado es otro ejemplo donde se precisa agregar grandes audiencias en una misma área geográfica – otro listón, por encima del cual solo pasa una fracción de todo el contenido potencial.

El último siglo en el mundo del ocio encontró la solución a estas restricciones mediante las superventas, las listas de éxito o las películas de moda. No hay nada malo en ello, de hecho los sociólogos explican que esto se debe al efecto combinado del conformismo y el fenómeno llamado boca-oreja y que estos están programados en nuestros cerebros de forma natural.

- Nota del traductor: lectura recomendada sobre estos temas: “The wisdom of crowds” de James Surowiecki (“La sabiduría de las multitudes” creo que no está traducido al castellano pero tienen un mini-resumen en esta Web)-

El sistema funciona y de esta manera una saludable proporción de todas obras producidas son conocidas por el público en general. Buenas canciones, películas o libros atraen multitudes y enormes audiencias.

Pero muchos de nosotros no queremos solamente eso. Todo el mundo acaba apartándose de las modas en algún momento y cuantas más alternativas exploremos, más nos gustará lo que vamos descubriendo.

Desafortunadamente en las últimas décadas estas alternativas han sido desplazadas por las técnicas de marketing que de forma desesperada utiliza la industria del entretenimiento en la dura lucha por conseguir el siguiente superéxito.

Las economías basadas en las superventas son el resultado de un entorno en el cual no hay recursos suficientes para llevar todos los productos a todos los consumidores. No hay suficiente espacio en las estanterías para todos los CDs, DVDs y juegos que se lanzan cada año al mercado. No hay suficientes cines para proyectar todas las películas que existen. No hay suficientes canales para emitir todos los programas de TV que se producen, ni suficiente ancho de banda u horas al día para emitir por radio toda la música que ve la luz cada año.

Éste es un mundo de recursos limitados, pero ahora, con la distribución online estamos entrando en un mundo de abundancia. Y las diferencias son enormes.

Veamos algún ejemplo. Robbie Vann-Adibé, el CEO de Ecast, una compañía cuyas “máquinas de discos” (Jukebox) digitales permiten seleccionar de entre más de 150.000 canciones en los bares donde están instaladas, tiene una pregunta que casi todo el mundo contesta de forma errónea. “Que porcentaje de las 10.000 canciones más solicitadas en cualquier tienda online (Netflix, iTunes, Amazon o otras) se vende o alquila al menos una vez al mes.

La mayoría de la gente estima un 20 por ciento, y eso es así por una buena razón: hemos sido educados para pensar de esta forma. La regla 80-20, también conocida como el principio de Pareto (por Wilfredo Pareto, un economista italiano que desarrolló el concepto en 1906), está muy profundamente arraigada en todos nosotros. Sólo el 20% de todas las películas de cine serán éxitos. Lo mismo aplica para programas de televisión, juegos o libros para el público en general. Las probabilidades son incluso peores para CDs de discográficas de primera línea, donde menos del 10% son rentables, según la asociación de la industria de grabación de EEUU.

Pero la respuesta correcta a la pregunta de Vann-Adibé es 99%. Hay demanda para casi cada uno de esos 10.000 títulos. El puede confirmarlo a través de las estadísticas de sus propias máquinas de música. Cada mes miles de personas echan sus monedas para escuchar canciones que ninguna máquina de discos tradicional hubiese nunca incluido en su repertorio en ninguna parte del mundo.

La gente no acierta la respuesta a la pregunta de Vann-Adibé porque es anti-intuitiva por dos motivos. La primera es que olvidamos que la regla del 20% en la industria del entretenimiento es acerca de superventas y no acerca de cualquier venta. Estamos anclados en una mentalidad de superéxitos – pensamos que si algo no es un superéxito, no venderá y no se recuperarán los costes de su producción. Asumimos, en otras palabras, que solamente los superventas merecen existir. No obstante, Van-Adibé al igual que otros ejecutivos en iTunes, Amazon y Netflix han descubierto que los “fracasados” normalmente también se venden. Y dado que hay tantos casos más en éste grupo, los ingresos correspondientes pueden rápidamente llegar a sumar y representar un enorme nuevo mercado.

Sin la necesidad de pagar el coste de estanterías en el caso de los servicios exclusivamente digitales de iTunes, sin costes de fabricación y casi sin costes de distribución, la venta de una canción para audiencias marginales es simplemente una venta más, con casi los mismos márgenes que un superventas. De esta manera quedan equiparados los superventas y los “fracasos”, ambos simplemente son un registro más en una base de datos que simplemente sirve canciones según la demanda. Ambas dos merecen ser incluidas por igual en el inventario. De repente, la popularidad ha dejado de tener el monopolio de la rentabilidad.

La segunda razón por la cual se equivoca tanta gente, es que la industria tiene poca idea de lo que la gente quiere en realidad. De hecho nosotros mismos tenemos poco conocimiento acerca de lo que realmente queremos. Creemos, por ejemplo, que hay poca demanda para todo lo que no encontremos en “Wal-Mart” u otros grandes almacenes; si mucha gente lo quisiera seguramente lo sabrían y lo venderían. Consecuentemente el 80% restante tiene que ser como mucho para gustos marginales.

Pero por muy acertado que pueda parecer “Wal-Mart” en realidad es extremadamente elitista. “Wal-Mart” tiene que vender al menos 100.000 copias de un CD para cubrir sus gastos generales y tener suficiente beneficio. Menos de un 1% de los CDs se venden en tales cantidades. ¿Que pasa con las 60.000 personas que quisieran comprar el último disco de “Fountains of Wayne” o “Crystal Method” o cualquier otro disco de un grupo que no éste en la primera línea musical en estos momentos? Tendrán que ir a otro sitio. Las tiendas de libros, salas de cine, emisoras de radio o canales de televisión pueden ser igual de exigentes.

Equiparamos mercado de masas con calidad y con demanda, cuando en realidad muchas veces solamente significa que nos es familiar, que ahorra costes publicitarios, o que complace a muchos aunque a veces incluso rozando el umbral de la indiferencia. ¿Que queremos realmente? Estamos empezando a descubrirlo, pero claramente la respuesta empieza por “más”.

Para hacernos una idea acerca de nuestro auténtico gusto, no filtrado por las leyes económicas de la escasez, veamos “Rhapsody”, un servicio de suscripción de canales de música (perteneciente a RealNetworks) que actualmente ofrece más de 735.000 temas.

Si ponemos en un gráfico las estadísticas mensuales de Rhapsody, obtenemos una curva típica de demanda que se parece mucho a cualquier estadística de ventas de cualquier tienda física, con una gran preferencia por los temas más populares y una caída en picado para los que menos. Pero lo realmente interesante ocurre cuando nos fijamos por debajo del umbral de los 40.000 títulos más vendidos, que es más o menos lo que tendría un mínimo de movimiento y suele formar parte del inventario de una tienda real. En éste punto las ventas de los “Wal-Mart” del mundo real pasan abruptamente a cero, ya que no tienen inventariados estos títulos o los pocos compradores potenciales de estos productos marginales nunca los encontrarían o ni siquiera entrarían en la tienda.

No obstante, en “Rhapsody” la curva de demanda continúa. No solo cada uno de los top 100.000 títulos en “Rhapsody” es solicitado al menos una vez al mes, sino que eso es también cierto para sus top 200.000, top 300.000 y top 400.000. A la misma velocidad que “Rhapsody” es capaz de añadir nuevos temas a su librería, estos encuentran su audiencia, aunque solo sean un puñado de personas por mes en algún lugar remoto del país.

Esto es la Larga Estela.

Es posible encontrar cualquier cosa dentro de esa larga estela. Allí está el catálogo de “descatalogados” donde aquellos viejos álbumes son recordados por sus fans de toda la vida o redescubiertos por nuevos aficionados. Encontramos grabaciones en vivo, caras B, re-mezclas e incluso las portadas de los álbumes. Hay nichos a miles, géneros dentro de géneros dentro de otros: imagina una tienda de “Tower Records” entera dedicada a las bandas de los 80’ o cualquier otro subgénero. Hay música de grupos extranjeros, la cual solía languidecer a precios inalcanzables en la estantería de música de importación, grupos oscuros de sellos discográficos todavía más oscuros, muchos de los cuales no tienen ni siquiera la posibilidad de entrar en el canal de distribución para llegar a “Tower Records”.

Naturalmente también hay mucha basura. Pero también hay mucha basura escondida entre las canciones más populares de un álbum de la lista de los 40 principales. Normalmente la gente se salta esas canciones en un CD, pero es todavía más fácil evitarlas en Internet, gracias a los filtros de colaboración social que dirigen de forma invisible la atención hacia un lado u otro, ignorando aquello que no interesa a nadie. Contrariamente al CD, donde esas canciones-basura costarían el equivalente a una doceava parte de los 15 $ que cuesta un álbum, en Internet simplemente conviven de forma inocua en algún servidor, ignoradas en un mercado donde se venden canciones y estas son evaluadas en base a su propio mérito.

Lo que es realmente sorprendente acerca de la larga estela, es su tamaño. Si se combinan suficientes títulos marginales en esa larga estela se consigue agregar un mercado mayor que el de los superventas. Tomemos el ejemplo de los libros: una librería promedio de Barnes & Noble lleva unos 130.000 títulos. No obstante más de la mitad de las ventas de libros en Amazon provienen de aquellos libros que no están en el grupo de los 130.000 más vendidos. Consideremos la implicación que tiene esto: si podemos utilizar las estadísticas de Amazon como regla, esto querría decir que el mercado potencial para los libros que ni siquiera son vendidos en las librerías del mundo real es más grande que el mercado de los que si se venden. (Ver “Anatomy of the Long Tail” – Anatomía de la Larga Estela). En otras palabras el mercado de libros podría ser el doble de lo que aparenta, si podemos superar las economías de la escasez. Kevin Laws, empresario del sector del capital riesgo y ex-consultor de la industria de la música lo ve así: “Da más dinero lo que menos vende”.

Lo mismo es cierto, en mayor o menor grado, para todos los demás aspectos de la industria del entretenimiento. Simplemente comparemos negocios del mundo real con los mismos negocios en Internet: una tienda de promedio de Blockbuster tiene normalmente menos de 3.000 DVDs. No obstante, un 20% de los alquileres de Netflix corresponden a títulos que estarían por debajo del umbral de los 3.000 más alquilados. Rhapsody sirve cada mes más canciones que están por debajo de sus top 10,000 que de aquellas que están dentro de ese grupo. En todos estos casos, el mercado que queda fuera del alcance de un comercio físico es muy grande y va creciendo cada día más.

Si reflexionamos sobre ello nos damos cuenta que en realidad la mayoría de negocios de éxito en Internet se basan en agregar estelas largas. Google por ejemplo obtiene la mayor parte de sus ingresos de pequeños anunciantes (su larga estela) y eBay se basa principalmente en productos nicho o de características únicas. Al superar las limitaciones geográficas y de escala, al igual que Rhapsody o Amazon, Google y eBay han descubierto nuevos mercados y ampliado los existentes. Este es el potencial de la larga estela. Las empresas que están en la vanguardia de éste fenómeno nos enseñan el camino con tres grandes lecciones. Llamémoslas las nuevas reglas para la nueva economía del entretenimiento.

Regla 1: Hazlo todo accesible
Si te gustan los documentales, las tiendas de Blockbuster no son para ti. Tampoco lo será cualquier otra tienda de videos – en realidad existen demasiados documentales, y estos se venden demasiado poco para justificar más de unas pocas docenas en las estanterías. En cambio querrás registrarte en Netflix, donde se ofrecen más de 1.000 documentales sin problemas. Estas nuevas posibilidades están proporcionando un nuevo empuje al negocio de los documentales; el año pasado, Netflix ingresó la mitad de todos los ingresos en EEUU del documental “Capturing the Friedmans”, un documental acerca de una familia destrozada por acusaciones de pedofilia.

En cuanto el CEO de Netflix, Reed Hastings, tuvo claro éste hallazgo, quiso compartirlo con la PBS, la productora de “Daughter from Danang”, un documental acerca de los hijos de soldados norteamericanos y mujeres vietnamitas. En 2002 la película fue nominada para un Oscar y fue nombrado mejor documental en el festival de Sundance, pero PBS no tenía planes para lanzarla en DVD. Hastings se ofreció para gestionar la producción y la distribución si PBS le cedía los derechos en exclusiva. Hoy “Daughter from Danang” está de forma permanente entre los 15 DVDs más populares en los rankings de documentales en Netflix.

Esto equivale a un nuevo mercado de decenas de miles de personas aficionadas a documentales y que de otro modo no hubiese existidos.

Hay un sinfín de otros géneros y subgéneros ignorados por los canales tradicionales de distribución de DVDs.: películas extranjeras, anime, cine independiente, series de la televisión británica, antiguas series americanas de televisión. Estos mercados con su demanda generalmente no cubierta representan una gran parte de todos los títulos alquilados por Netflix. Solamente “Bollywood” (el Hollywood de la India) contabiliza casi 100.000 títulos alquilados al mes. La disponibilidad de contenido no común trae nuevos clientes a Netflix – y cualquier cosa que contribuya por encima del coste de adquisición de un nuevo cliente es oro para el negocio de suscripciones. De aquí la primera regla de la compañía: “nichos, nichos y más nichos”.
Netflix ha hecho un gran negocio de aquello que no es rentable en cines, teatros y videoclubes porque es capaz de agregar audiencias dispersadas.

Realmente no tiene importancia si las miles de personas que alquilan los capítulos de Dr.Who cada mes se encuentran en la misma ciudad o están dispersados por todo el país – los cálculos económicos son los mismos para Netflix. Se podría decir que se han liberado de la tiranía de la distancia física. Lo que importa no es donde están los clientes, ni siquiera si hay muchos, únicamente importa que existan algunos, en cualquier parte.

Como resultado, vale la pena ofrecerlo casi todo en base a la probabilidad de que encuentre su comprador. Esto es justamente al revés de lo como suele pensar la industria del entretenimiento. Hoy en día la decisión de lanzar, o en que momento se lanza una película antigua en DVD está basada completamente en estimaciones de demanda, disponibilidad de extras como comentarios o material adicional, oportunidades de marketing como aniversarios, premios y ventanas generacionales (Disney relanza sus clásicos en ciclos de 10 años coincidiendo con el momento cuando nuevas generaciones de niños entran en la edad adecuada). Todo ello representa un umbral muy alto y es por éste motivo que solamente una fracción de todas las películas es relanzada en DVD.

Este modelo puede que tenga sentido en el caso de los clásicos auténticos, pero es demasiado exigente para aplicarlo a todos los demás. Contrariamente la aplicación de la teoría de la larga estela lleva a simplemente llenar un DVD con archivos de datos sin añadir extras y sin ningún tipo de marketing. A continuación se le bautiza como la colección plata y se vende a mitad de precio. Lo mismo es aplicable al cine independiente. Este año, casi 6.000 películas fueron enviadas al festival de cine de Sundance. De estas solamente 255 fueron aceptadas y apenas dos docenas fueron elegidas para entrar en el canal de distribución; para poder ver las demás habría que haber estado en el festival. Porque no publicar cada una de las 255 en DVD cada año como parte de una colección Sundance de bajo precio. En la economía de la larga estela, es más caro evaluarlas que lanzarlas. Simplemente hazlo.

De nuevo lo mismo se puede aplicar a la industria discográfica. Esta debería asegurarse los derechos a publicar todos los títulos descatalogados lo antes posible – sin pensarlo, automáticamente, y a escala industrial. (Éste es uno de esos raros momentos donde el mundo necesita más abogados y no menos.) Lo mismo para los videojuegos. Juegos antiguos, incluyendo simuladores originalmente para consolas clásicas que ahora funcionan en un PC cualquiera y que representa un fenómeno cada vez más frecuente, empujado por la nostalgia de la primera generación del joystick. Los fabricantes de juegos podrían re-lanzar cada juego en forma de descarga a 99 centavos al cabo de tres años de su lanzamiento – sin soporte, sin garantías, sin embalaje.

Naturalmente todo esto también es válido para los libros. Ya estamos presenciando una línea borrosa entre lo que está catalogado y descatalogado. Amazon y otras redes de libros usados han logrado hacer casi igual de fácil encontrar y comprar un libro de segunda mano o uno que es nuevo. Al eliminar el criterio geográfico del negocio de los libros, estas redes crean un mercado con liquidez a bajo volumen, incrementando dramáticamente su propio negocio y al mismo tiempo la demanda general para libros usados. Combinando estos factores con la caída de los costes de las tecnologías de impresión bajo demanda queda claro porque no hay ya motivos para que cualquier libro no éste disponible en cualquier momento. De hecho, es más que probable que nuestros hijos crezcan sin llegar a conocer nunca el concepto de libro descatalogado.

Regla 2: Divide el precio por la mitad y luego redúcelo más.
Gracias al éxito de iTunes de Apple ahora disfrutamos de un precio estándar para descargar una canción: 99 centavos. ¿Pero es éste un precio adecuado?

Preguntemos a los sellos discográficos y nos dirán que es demasiado bajo: aunque os 99 centavos equivalen aproximadamente a lo que costaría cada canción si compráramos el CD entero, la mayoría de la gente sólo se descarga una o dos canciones en vez del CD entero. La industria de la música por Internet está viendo el renacer del negocio basado en los singles como en los años 1950. No obstante desde la perspectiva de los sellos discográficos el consumidor debería pagar más por el privilegio de comprar a la carta y compensar la pérdida de beneficios al no vender el álbum entero.

Por otra parte, si preguntamos al consumidor, éste dirá que 99 centavos son demasiado. Son 99 centavos más de lo que pagaría a través del Kazaa. Pero dejando al margen la piratería, 99 centavos viola nuestro innato sentido de justicia económica: si a la industria discográfica le cuesta claramente menos distribuir una canción a través de Internet sin embalaje, costes de fabricación, costes de distribución o costes de exposición, el precio debería ser bastante menos que 99 centavos.

Sorprendentemente ha habido pocos estudios serios acerca de cual debería ser el precio justo para la descarga de música. La razón principal para ello es que, a día de hoy, los precios no se están fijando de acuerdo a las leyes de mercado sino en base al semi-cartel de las productoras. Las discográficas suelen cargar un precio a nivel de mayoristas de 65 centavos por canción, dejando poco margen a los distribuidores para experimentos novedosos.

Este precio mayorista es marcado para coincidir aproximadamente con el precio equivalente de los CDs y para evitar conflictos con el canal de distribución. Los sellos discográficos temen que si bajan los precios de la música por Internet, las tiendas de CDs (todavía la mayor parte de sus ventas) se revolucionarían o probablemente acelerarían todavía más su desaparición. En cualquier caso, sería una grave disrupción del status quo actual, algo que aterroriza a las discográficas. No es pues de extrañar que hagan sus cálculos teniendo en mente las amenazas a su negocio tradicional por encima de las oportunidades del incipiente negocio por Internet.

¿Pero que pasaría si las discográficas dejaran de jugar a la defensiva? Una nueva y valiente mirada a los costes económicos del mundo de la producción musical permitiría establecer lo que realmente vale subir una canción a iTunes y ajustar el precio correspondientemente. Los resultados serían sorprendentes.

Eliminemos los costes innecesarios del canal de distribución – la fabricación del CD, sus costes de distribución y los correspondientes gastos generales. Esto nos deja con los costes de encontrar, grabar y publicitar la música. Mantengamos los costes a los niveles actuales, para asegurarles los ingresos habituales a los músicos y a las áreas de las discográficas relacionadas con la grabación y el marketing. Para un disco que vende 300.000 copias, los costes creativos equivalen a aproximadamente 7,50 $ por disco, o bien 60 centavos por canción. Añadamos el coste de poner la canción online, siendo éste principalmente la creación y mantenimiento del servicio online pudiéndose despreciar el coste de almacenamiento y ancho de banda. Aproximadamente salen 17 centavos. De acuerdo a estos cálculos el precio justo de una canción distribuida por Internet sería de 79 centavos y consiguientemente los precios actuales están hinchados en un 25%. Éste sería el ahorro que supone la distribución digital.

Si nos olvidamos por un momento de los conflictos con el canal de distribución habitual, si sabemos que el coste incremental de poner contenido online de material que originalmente había sido concebido para ser distribuido offline es bajo, su precio también debería serlo. Por lo tanto, pon tus precios de acuerdo a sus costes digitales y no según los físicos.

Todas estas buenas noticias para el consumidor no tienen porque perjudicar a la industria. Si se bajan los precios, la gente suele comprar más. El año pasado Rhapsody realizó un experimento sobre la elasticidad de la demanda que sugiere que se vendería bastante más. Por un breve periodo Rhapsody estuvo vendiendo canciones a 99 centavos, 79 centavos y 49 centavos. A pesar de que las canciones de 49 centavos valían la mitad de los de 99 centavos, estas se vendieron tres veces más.

Dado que las discográficas le cargaban 65 centavos por canción – y Rhapsody pagaba otros 8 centavos por canción en concepto de copyright – Rhapsody perdió dinero en el experimento (pero como dice un viejo chiste, lo recuperó en volumen). No obstante, gran parte del contenido de la larga estela es material antiguo del que ya se han recuperado sus costes (o cuyas pérdidas ya fueron amortizadas en caso de haber sido un fracaso): música de grupos con poca inversión y grabaciones de bajo coste, grabaciones en directo, remixes y otro material barato. Éste tipo de música tiene costes todavía más bajos a la hora de hacerlos accesibles por Internet. ¿Porqué no cobrar incluso menos por ella? Imaginemos que los precios descendieran más y más a medida que avanzáramos por la larga estela, siendo la popularidad (el mercado) quien dicte los precios de forma efectiva.

Todo lo que tendrían que hacer las discográficas es reducir los precios mayoristas para la gran mayoría de canciones que tienen una baja rotación; incluso una estructura de precios de dos o tres niveles podría obrar milagros. Además, ya que gran parte de éste contenido ni siquiera se puede encontrar en las tiendas de discos, el riesgo de conflicto con el canal de distribución es muy reducido. Moraleja: atrae a los consumidores a la larga estela bajando los precios.

¿Hasta donde deberían llegar las discográficas bajando sus precios? La respuesta viene de examinar la psicología del consumidor de música. La elección que tiene que hacer dicho consumidor no es cuantas canciones compra en iTunes o Rhapsody, sino cuantas canciones comprar en vez de bajárselas del Kazaa u otras redes de intercambio peer-to-peer. Intuitivamente, el consumidor sabe que la música gratis no es realmente gratis: al margen de los riesgos legales, tiene sus molestias y requiere tiempo construirse una colección de música de esta manera. Los formatos de los títulos varían, así como la calidad de las grabaciones y se estima que un 30% de las canciones tienen defectos de algún tipo.

Como dijo Steve Jobs en el lanzamiento de la tienda de música iTunes, “quizás ahorres algo de dinero usando Kazaa, pero estás trabajando por menos del salario mínimo. Y lo que es cierto para la música es doblemente cierto para películas y juegos, donde la calidad de productos pirata puede incluso ser peor, sin tener en cuenta los virus y que los tiempos de descarga son mucho más largos.

Por lo tanto, “gratis” si tiene coste: son los costes sicológicos de la conveniencia. Vendrían a ser en aquellos momentos en los que “no vale la pena” cuando estamos dispuestos a abrir el monedero. El cálculo exacto es tarea imposible e incluirá en cualquier caso la situación económica del estudiante promedio multiplicado por su tiempo libre. Pero imaginemos por un instante que para la música este coste fuera al menos 20 centavos por canción. De hecho, esta es la línea divisoria entre el mundo comercial de la larga estela y el mundo “underground”. Ambos mundos continuarán existiendo en paralelo, pero es de suma importancia para aquellos que piensan en la larga estela aprovechar las oportunidades existentes entre los 20 y 99 centavos para optimizar su parte del paste. Ofreciendo un precio justo, facilidad de uso y calidad consistente, se puede competir con lo que es “gratis”.

Quizás la mejor manera de hacerlo es dejar de cobrar completamente por canciones sueltas. Danny Stein, cuya empresa es la dueña de eMusic, piensa que el futuro del negocio es apartarse completamente del modelo basado en la propiedad. En un mundo de banda ancha, tanto por cable, adsl o por radio, más y más consumidores se volverán hacia aquellos servicios que ofrezcan absolutamente todas las canciones existentes y donde estas puedan ser escuchadas al instante a voluntad del usuario. Algunas de estas canciones serán gratuitas con publicidad como ocurre en la radio. Otros, como eMusic y Rhapsody serán servicios de suscripción.

Hoy en día la economía de la música digital está dominada por iPod, basándose en una librería personal de canciones de pago. No obstante, a medida que mejoren las prestaciones de las redes, las ventajas comparativas de una fuente ilimitada de música, tanto si es está financiada por anuncios como si se basa en una tarifa plana (por ejemplo: uso ilimitado por 9.99 $/mes), desplazarán el mercado. Lo cual significará otra vuelta de tuerca en el cada vez más difícil negocio de la distribución tradicional de la música.

Regla 3: Ayúdame a encontrarlo
En 1997, un emprendedor llamado Michael Robertson empezó lo que parecía un típico negocio basado en la larga estela. Se llamaba MP3.com y permitía a cualquiera subir ficheros de música que estarían a disposición de todo el mundo. La idea buscaba saltarse a las discográficas y permitir que los artistas pudiesen conectar directamente con sus audiencias. MP3.com obtendría sus ingresos de aquellos músicos que quisieran promocionar sus obras en su Web. La tiranía de las discográficas llegaría a su fin y las flores brotarían por doquier. Al margen de que muchos usuarios utilizaban el servicio para subir canciones de forma ilegal y compartir canciones con derechos de autor, lo que trajo consigo las correspondientes denuncias de las discográficas, el modelo también falló en su propósito principal. Aquellos conjuntos musicales y artistas que luchaban por darse a conocer no encontraron nuevas audiencias y la música independiente no logró una mayor difusión. De hecho, MP3.com acuñó una reputación contraria a lo que buscaba: una masa indiferenciada de música mayoritariamente mala que merecía permanecer en la oscuridad.

El problema con MP3.com fue que solamente contaba con la larga estela. No tenía acuerdos de licencia con las discográficas para ofrecer contenido comercial o popular. Por ello no existía ningún punto familiar de entrada para los consumidores, no había suficiente masa crítica para atraer el interés mínimo a partir del cual empezar a explorar lo desconocido.

Por ejemplo, la portada de Rhapsody muestra a “Britney Spears”, lo cual no debería sorprender. Al lado de sus canciones aparece una zona con el título “artistas similares”. Entre ellos está “Pink”. Si seguimos este enlace y nos gusta lo que oímos, podemos continuar con los artistas similares a “Pink” que incluyen a “No Doubt”. En la página de “No Doubt” se encuentran enlaces como “influenciados” e “influencias”, este último enlace lleva a “Selecter”, una banda de Ska del año 1980 de Conventry, Inglaterra. Con tres clicks, Rhapsody puede haber tentado a un fan de “Britney Spears” a escuchar un disco que sería casi imposible encontrar en una tienda de discos.

Rhapsody es capaz de hacer esto gracias a una combinación de editores humanos y guías musicales. Pero tanto Netflix, donde el 60% de los alquileres provienen de recomendaciones, como Amazon consiguen lo mismo con filtros de colaboración social, que utilizan los patrones de navegación y de compra de sus usuarios para guiar a aquellos que vienen después (“Lectores que compraron este libro también han comprado…”). En todos de ellos, el objetivo es el mismo: Utilizar recomendaciones para atraer la demanda hacia la larga estela.

Esta es la diferencia una estrategia de “push” o “pull” (“empujar” o “estirar”), entre emitir para todos o personalizar a tu gusto. El negocio basado en la larga estela puede tratar a los consumidores como individuos, ofreciendo personalización masiva como una alternativa a una tarifa para las masas.

Las ventajas son aplicadas de forma amplia. Para la propia industria del entretenimiento, estas recomendaciones significan una forma muy eficiente de marketing, que permite que películas de menor presupuesto o música menos popular encuentre sus audiencias. Para los consumidores, las técnicas basadas en recomendaciones incitan a la exploración ya que se mejora sensiblemente el ratio de resultados interesantes respecto al ruido producido por las inmensas cantidades de contenido basura o que no interesa. Además puede ayudar a re-descubrir la pasión por la música y el cine y potencialmente aumentar el tamaño total de estos mercados. (El cliente habitual de Netflix alquila siete DVDs al mes, tres veces más de lo que alquila un cliente en un tradicional servicio de alquiler de DVDs físico.) Además hay que tener en cuenta el beneficio cultural obtenido al permitir que llegue una mayor diversidad al público y que éste sea finalmente liberado de un siglo de limitaciones impuestas por la distribución física y de la tiranía de los grandes éxitos.

Este es el poder de la larga estela. Su momento ha llegado.

Chris Anderson (canderson@wiredmag.com) es el editor jefe de Wired y escribe en su blog “The Long Tail” (traducido en éste articulo como “La larga estela”)

Otros artículos relacionados con Chris Anderson:
Resumen de la presentación de Chris Anderson sobre la economía de lo gratuito en Barcelona


No hay comentarios. Comentar. Más...

Ms


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next
Tweets por @MaximoKinast